El actor
Es un intérprete y ése es su oficio. ¿Qué hace un actor? Interpreta con las palabras y las acciones. No actúa ¿Qué debe tener para actuar? Sensibilidad, capacidad de empatía, imaginación, disciplina, voluntad, ángel, presencia, talento. ¿Qué clase de actores queremos de ellos?
Se puede enseñar a actuar, aunque no a ser un artista: éste es un don, pero puede cultivarse. Actuar no es fácil, y aunque se nace con cierta capacidad innata, existen inhibiciones, vergüenzas y timideces que algunas veces no logran superarse. El talento sólo es una aptitud que se desarrolla, es posible adquirir dos o tres veces más del que se posee. Stanislavsky decía que "el talento es tímido y apocado en sus primeras manifestaciones, suele estar profundamente oculto y hay que poder hacerlo aparecer, porque raras veces se revela de inmediato." Somos muchos "yo": lo específico del actor es que crea el personaje con base en su personalidad, usa su cuerpo y su alma para reflejarlo. Por eso es importante que empiece con sus propias experiencias, de lo contrario no tendrá verosimilitud. El actor no debe actuar, mucho menos representar.
El actor no debe dar énfasis a las palabras, a los movimientos, a la voz. Se los debe dar a los sentimientos que impulsan las palabras, los movimientos, la voz. Él es instrumento e instrumentista a la vez. Se expresa con el cuerpo. La voz es parte del arte del actor La voz es una parte de nuestro cuerpo, hace que nos podamos expresar a través de las palabras ¿Verdad? Por eso es necesario un buen entrenamiento y poseer un aparato físico afinado y obediente a nuestra voluntad.
“Demóstenes, uno de los grandes oradores de la Grecia clásica, era tartamudo, y mediante una disciplina férrea, hizo de su oratoria la más célebre: preparaba sus discursos llenándose la boca de piedras y había momentos en que sangraba”. Uno no se expresa bien, hasta que los demás no entienden bien. Un actor debe tener conciencia de su cuerpo, pero:
Debe tener un especial cuidado en no traspasar los límites de la sencillez de la Naturaleza El gesto es palabra Muchas veces confundimos y creemos que gesto es aquel movimiento que hacen los músculos de nuestra cara expresándose. El comportamiento físico del actor debe ser elaborado. Uno de los vínculos primordiales que lo condicionan es la unión de su vida interior con su expresión exterior, con la serie consecuente de pensamiento, sentimiento, gesto y palabra. La palabra se confunde orgánicamente con la acción física y el actor tiene que poder actuar cualquier texto de su papel, considerándolo exclusivamente una acción física. Stanislavsky puso un énfasis especial en la relajación: la tensión perjudica la naturalidad y la acción, por ello consideró el trabajo corporal como una primera y básica etapa. Un actor, igual que en la vida, no sólo siente y piensa: también expresa esos sentimientos y pensamientos en los movimientos del cuerpo; no sólo habla -hasta puede no hablar-, sino que obra resolviendo problemas concretos físicos en la acción viva de la obra. A través de una labor consciente con la respiración, se puede llegar a sentir el cuerpo; sin embargo, cuando uno está bien no hay por qué sentir constantemente el cuerpo. Uno lo siente, pero no se ocupa de él. Un actor debe tener conciencia de su cuerpo, pero:
Debe tener un especial cuidado en no traspasar los límites de la sencillez de la Naturaleza Cómo trabajaremos
Trabajaremos con métodos tan primitivos como la emoción, la intuición, la percepción, la imaginación; y les enseñaremos a actuar. Recomendaciones de Hamlet a los actores "Que la acción corresponda a la palabra y la palabra a la acción, poniendo un especial cuidado en no traspasar los límites de la sencillez de la Naturaleza, porque todo lo que a ella se opone, se aparta igualmente del propio fin del arte dramático, cuyo objeto, tanto en su origen como en los tiempos que corren; ha sido y es presentar, por decirlo así, un espejo a la Humanidad; mostrar a la virtud sus propios rasgos, al vicio su verdadera imagen, y a cada edad y generación su fisonomía y sello característicos. De donde resulta que, si se recarga la expresión o si ésta languidece, por más que ello haga reír a los ignorantes, no podrá menos de disgustar a los discretos, cuyo dictamen, aunque se trate de un solo hombre, debe pesar más en vuestra estima que el de todo un público compuesto de los otros." Shakespeare lo escribió en el año 1601 y todavía es válido. En este párrafo, Hamlet se refiere a la tarea del actor en su organicidad, y como resultado de ello, sus palabras, sus acciones, deben corresponder al personaje que interpreta sirviendo de espejo a la naturaleza. En resumen, debemos tener un instrumento (voz y cuerpo), ser instrumentistas (saber tocarlo), y elaborar la propia partitura encarnando al personaje. Crear la vida interior de un ser humano y expresarla en forma artística es, tal vez, la síntesis del pensamiento de Stanislavsky. Aprenderemos a trabajar en la calle, en un escenario, a trabajar con la cámara. (aclarar que lo que nos diferencia es que nosotros consideramos a la cámara nuestro aliado, nuestra compañera/o, que debemos seducir y que por esa razón trabajamos con ella y no frente a ella. Aprenderemos a admirar ese teatro en que los actores representan Shakespeare, Goethe, Schiller, Molière, Chejov, Ibsen, Brecht, Tennessee Williams, Arthur Miller... Para hacerlo hace falta la voz, el cuerpo y el corazón. Incentivaremos a que “El Universo creador de cada alumno” crezca y se desarrolle para no olvidaremos que: "Lo único verdaderamente valioso, en el mecanismo de la sociedad humana, es el individuo creador, capaz de sumergirse en lo insondable, en lo que está lleno de misterio. Es éste el sentimiento básico el que se halla junto a la cuna del arte verdadero y de la auténtica ciencia." Albert Einstein Programa
Escuela Grupos
Escuela

Horario | Martes a Viernes de 17:00 a 21:00    Sábados y Domingos 17:00-21:00

Cerrado los lunes.